¿Cómo realizar un análisis DAFO?

Lo interesante del análisis DAFO, del que tal vez hayas ya oído hablar, es que es muy sencillo de hacer, y en consecuencia, permite que muchas personas con distintos bagajes y niveles de conocimiento puedan participar en su redacción.

Sin embargo, pese a ser sencillo, se considera uno de los análisis imprescindibles de cualquier proceso estratégico.

Vamos a verlos al detalle.

Ejes del análisis DAFO

El DAFO es un cuadrante que tiene dos ejes: el horizontal, que determina si el factor analizado es interno de la compañía o externo de su contexto, y el vertical, que determina si el factor es positivo para la compañía o no.

Con eso tenemos que el cuadrante de debilidades aplica a factores internos y que son negativos, y a las amenazas, que son factores también negativos, pero en este caso externos.

Por contra, las fortalezas son factores internos de la compañía que significan una ventaja y las oportunidades también son factores exógenos a la compañía, pero que en este caso son positivos.

Análisis DAFO

Así, el análisis puede dividirse en dos partes: el interno (debilidades y fortalezas) y el externo (amenazas y oportunidades).

En el análisis interno se evalúa la compañía en relación a los recursos (de marketing, de producción, financieros, de personas o de organización).

Veamos ahora algunos ejemplos de los 2 factores internos que intervienen en el análisis DAFO.

1- Debilidades

Ejemplos de debilidades, recuerda que son internas:

  • (de personas) Dificultad para encontrar talento.
  • (de marketing) Marca poco conocida o mal posicionada.
  • (de producción) Costes de fabricación altos y por lo tanto con dificultad para competir en precio.
  • (financieros) Falta de crédito.
  • (de I+D) Incapacidad para hacer innovación.

2- Fortalezas

Ejemplos de Fortalezas, que también son internas.

  • (de personas) El equipo tiene un grado de conocimiento valioso y único en el mercado.
  • (de personas) La dirección de la compañía es clara y competente.
  • (de marketing) Productos bien diferenciados y bien posicionados.
  • (de producción) Ventajas en costes.
  • (financieros) Recursos propios para financiar planes de acción.
  • (de I+D) Patentes registradas o tecnología propia.

 

Prueba Hoshinplan

El análisis externo, en cambio, no tiene que ver con la compañía, sino con su contexto. Los dos factores externos son:

1- Amenazas

Las amenazas son todos aquellos factores externos que pueden dañar a la compañía.

Ejemplo de Amenazas:

  • (de competencia) Todas las que hemos visto con Porter: entrada de nuevos actores de mercado, existencia de sustitutivos y poder de negociación de clientes y de proveedores.
  • (de mercado) Ciclos económicos adversos.
  • (de sector) Cambios en el patrón de consumo.

2- Oportunidades

Las oportunidades, en cambio, son todos aquellos espacios que no han sido ocupados todavía y que la empresa podría alcanzar.

Ejemplo de Oportunidades:

  • (de mercado) Entrar en nuevos mercados o segmentos.
  • (de mercado) Vender a nuevos grupos de clientes.
  • (de sector) Empresas rivales poco atentas a ciertos aspectos del mercado.
  • (de sector) Demanda al alza.
  • (de mercado) Eliminación de barreras en mercados potenciales.

Espero que estos ejemplos te resulten útiles para hacer el análisis DAFO de tu empresa 🙂

Nota: Tanto las amenazas como las oportunidades aparecen también en el análisis de 5 Fuerzas de Porter. Puedes ver nuestro artículo “¿Qué es el análisis de 5 fuerzas de Porter?” para aprender sobre él.

 

P.s. Si te ha gustado el artículo, dos cosas más por favor:

1) Deja un comentario y cuéntame si has usado el análisis DAFO en alguna ocasión. ¡Nos encantan los comentarios!

2) Cuéntale a un amigo, a tus followers de twitter o tus amigos en Facebook que este blog es genial 🙂 ¡Gracias!